Tu basura, su condena


Llevamos meses con todo tipo de campañas para conciencia sobre las consecuencias de la basura sobre la fauna salvaje, especialmente en nuestros mares. Pero no solo a los animales marinos les afectan nuestros desechos, todo el que ha ido alguna vez a alguna ruta mas o menos turística por el bosque y la montaña ha visto la desoladora imagen de botellas, latas, bolsas de patatas y trozos de papel albal por los bordes del camino y las zonas habilitadas para comer.

Estos materiales no se degradan, permanecen durantes decenas o cientos de años en el bosque y puede resultar una trampa mortal para muchas especies, como los erizos en este caso.

Y no solo hablamos de una senda en medio del pirineo, también en zonas mas urbanizadas como pueblos, casitas en el campo o urbanizaciones. Si la basura no se deja bien cerrada dentro de un contenedor o cubo de basura, ésta puede volar o los animales pueden acercarse atraidos por el olor en busca de comida y acabar atrapados.

Por el bien de nuestra tierra y nuestra fauna, reduce el plástico y los envases, reutilizalos en la medida de lo posible y recíclalos siempre.