Has encontrado un erizo?


Si has encontrado un erizo y no sabes que es exactamente lo que debes hacer, estas en el lugar adecuado. Aquí te detallaremos punto por punto como actuar en función de el caso, con todos los datos y consejos útiles para que puedas ayudar al pequeño según lo necesite.

Por favor, lee detenidamente punto por punto y sigue las indicaciones en cada caso para asegurarte de que actuas de la forma correcta.

 

1. Determinar la especie

En función de si se trata de un ejemplar autóctono o doméstico deberás actuar de una forma u otra, puesto que los primeros están protegidos y no pueden estar en cautividad mientras que los segundos son animales que no sobrevivirían en estado salvaje y que además se consideran especie invasora.

Para distinguirlos aquí te dejamos una pequeña guía, fíjate bien en los rasgos que los caracterizan y compáralos con el que has visto para determinar la especie.

El erizo europeo (autóctono) tiene el pelo de la carita y el vientre de color beige o marrón, mas o menos claro. Las orejas son reondeadas y pequeñas, aunque se ven quedan bastante pegadas a la cabeza. Habita en toda la península, pero no en las islas. De adultos pesan entre 600 y 1500gr.

 

El erizo moruno (autóctono) tiene el pelito de la cara y el vientre blanco. Las orejas son prominentes. El hocico es puntiagudo, con una especie de aletas en las fosas nasales. Habita en las islas y en el litoral Mediterráneo, mas o menos de Tarragona a Murcia, incluida Lleida. Los adultos pesan de  500 a 700gr.

 

El erizo africano (doméstico) se puede confundir muy fácilmente con el moruno, pues a ojos inexpertos son prácticamente iguales. Se puede distinguir por el peso, ya que los domésticos no pasan de 500gr, y por la forma de la nariz, que en el doméstico no presenta esas aletas características (aunque no a todos los morunos se les nota tanto tampoco). Pero sobretodo ten en cuenta que las probabilidades de encontrar un erizo doméstico en libertad son ínfimas, pues aparte de que le sería sumamente difícil sobrevivir en nuestro hábitat, son ilegales desde hace años así que no hay demasiados que se puedan escapar o abandonar.

 

Sobretodo no te dejes llevar por el carácter, pues es muy habitual que los erizos europeos y morunos resulten simpáticos y descarados, sin asustarse con vuestra presencia ni al manipularlos. Pero no siempre, depende del carácter de cada individuo.

Tampoco te guíes por el color de las púas. Éstas tienen una gran variedad de tonos de marrones a beige, incluso algunos ejemplares tienen púas totalmente blancas en mayor o menor cantidad mezcladas con las de color.

En cualquier caso este es el punto mas importante, ya que una identificación errónea supone una gran diferencia en cuanto al destino del animal, así que analizalo muy bien. Y si tienes dudas y no acabas de estar seguro/a lo mejor es que me escribas por email con una foto para que te ayude, después de ver a tantos cientos me resulta super fácil identificarlos pero al principio también me costaba. Sobretodo que se le vea la carita, pues si me mandas una foto de una bola de pinchos es imposible.

Una vez identificado, si es autóctono sigue leyendo, y si es doméstico ve hasta el final de la página.

 

2. Necesita ayuda?

Si has podido identificarlo como un ejemplar autóctono, es decir europeo o moruno, entonces es importante que determines el estado de salud en el que se encuentra o bien si cumple alguno de los requisitos en los que consideramos que necesita ayuda veterinaria.

Si ya lo tienes en casa o dudas si cogerlo, puedes chequear toda esta lista para ver en que casos sí que necesita ayuda veterinaria.

  • Es una cría jovencita, del tamaño de un huevo, y no hay rastro de la madre durante horas.
  • Estamos a finales de otoño y no llega a los 600gr aproximadamente.
  • Está muy delgado o desnutrido, al hacerse bola en vez de verse redondo se ve ovalado o parece que tiene cintura.
  • Tiene heridas, restos de sangre o cojea por alguna fractura.
  • Tiene parásitos, pulgas pequeñitas que se mueven o garrapatas enganchadas.
  • Presenta zonas calvas, sin púas ni pelo.

En cualquiera de esos casos, necesita ayuda veterinaria. Pero no hace falta que lo lleves a un veterinario tú asumiendo el coste, pues en practicamente todo el país hay centros de recuperación de fauna salvaje repartidos por provincias donde se hacen cargo de los animales que necesitan atención. Así que puedes buscar el que corresponde a tu pronvincia en la siguiente lista:

 Ver listado de Centros de Recuperación

Te indicarán si pasan a recogerlo ellos, tienes que acercarlo tu o bien si puedes dejarlo en alguna clínica veterinaria cercana colaboradora para que lo recogan tras recibir una primera atención.

En caso de que no consigas contactar con el centro que corresponde a tu provincia, puedes llamar también al la unidad del Seprona de la Guardia Civil, en el 062, o a los Agents Rurals en Catalunya en el 93 561 70 00, según corresponda.

Si aún así no consigues que nadie se haga cargo del animal, o en tu provincia no hay ningún centro de fauna, ponte en contacto con nosotros para buscar una solución.

 

Si está sano y no necesita ayuda

Si te lo has encontrado al anochecer por el campo y no cumple ninguno de los puntos de la lista anterior,  entonces lo primero que debes saber es que no debías haberle cogido. Es habitual que las personas, movidas por un instinto de protección equivocado, queramos intentar ayudar a animales que realmente no nos necesitan pero que nosotros pensamos que si al verlos, aparentemente, perdidos o desprotegidos.

Ten en cuenta que estos animales son nocturnos, viven el el bosque y en los campos y es normal encontrártelos en medio de la nada. Incluso si los encuentras en medio de una carretera, lo único que debes hacer es parar (siempre y cuando no pongas en peligro tu seguridad y la de los demás) y apartarlo del asfalto para que siga su camino allá dónde quiera ir.

Otras veces en cambio son ellos los que se cuelan en jardines particulares, solares urbanos,….

En cualquier caso, si el animal está sano, lo importante es devolverlo a su hábitat lo antes posible. Si lo cogiste sin querer, lo ideal es devolverlo al mismo lugar donde lo encontraste, y si es una zona peligrosa, buscar otra mas segura. A continuación te dejo los pasos a seguir para liberarlo.

 

Como y donde liberar a un erizo

Debe ser una zona alejada de casas y carreteras, con acceso a agua de forma segura, tipo un río o similar, no una balsa en la que pueda caer y no salir.
Lo ideal es que haya vegetación baja tipo matorrales para que puedan esconderse bien.
Hay que hacerlo al anochecer/de noche ya que son nocturnos y así tendrán tiempo a encontrar cobijo sin quedar expuestos durante el día.
Si quieres dejar algo de pienso donde los sueltes, un puñado o dos, así tendrán comida para ese día (aunque también atrae a otros animales, posibles depredadores, así que no mucho).

* Hay zonas urbanas, como el Parc de la Ciutadella de Barcelona o el monte Benacantil de Alicante, donde pese a estar rodeados por la ciudad y parecer lugares peligrosos, hay poblaciones que habitan en ellos y en estos casos en particular están incluso censados y controlados, de manera que si ese es el lugar en el que has encontrado a tu inquilino temporal, devuélvelo allí mismo ya que, aunque resulte extraño, ese es su hogar.

 

 

3 Como mantenerlo en casa temporalmente

Puede que tenga que pasar una noche o dos contigo, hasta que puedas ir a liberarlo o hasta que pasen a recogerlo para ir al centro de fauna. Así que es importante que sepas como mantenerlo mientras está en casa, para que sea seguro para él y para tí.

Alojamiento: Puedes colocarlo en un tupper de plástico de los de guardar la ropa o bien en una caja de cartón, pero ten en cuenta que si lo pones en cartón y éste se moja (porque tiren el bebedero, hagan pis, etc) pueden acabar haciendo un agujero y escaparse. También debes tener en cuenta que son muy buenos escaladores, con lo que debe ser bastante alto o tener una tapa, pero recuerda hacer algunos agujeros para que no se asfixie. Si puedes mételo dentro otra cajita pequeña o algún trapito para que se esconda como si fuera su nido y se resguarde así de la luz.

Emplazamiento: Déjale en una zona tranquila y silenciosa. Ten en cuenta que son nocturnos, así que seguramente hará ruido por la noche, con lo que lo ideal es que lo dejes alejado de los dormitorios para que nos os moleste.

Temperatura: En caso de estar en invierno ponlo cerca de un radiador para mantener la temperatura bien elevada. Los autóctonos soportan bien el frío ya que son capaces de hibernar, pero si está enfermo, desnutrido o es una cría debes mantenerlo calentito para que no empeore.

Alimento: Déjale un cuenco pesado con agua, pero no lo suficiente grande como para que se meta dentro y se moje. Para comer puedes ponerle pienso de gato o perro, jamón york, o pollo cocido sin sal ni aceite. Si es una cría y le cuesta masticar, remoja el pienso con agua para que sea pastoso como un puré. No le des leche, pan, semillas, frutos secos, frutas ni verduras.

 

4 Envíanos los datos!

Si quieres aprovechar esta experiencia para ayudarnos en nuestro estudio sobre las poblaciones y hábitos de los erizos, nos sería de gran utilidad que tomaras un par de minutos en rellenar el siguiente formulario con los datos del lugar en el que le has encontrado y todo lo que sepas decirnos sobre el animal: Ir al formulario de avistamientos

 

Esperamos que esta pequeña guia te haya resultado de utilidad y te agradecemos haberte tomado un tiempo en leerla para intentar ayudar al animal que has encontrado. Gracias por preocuparte por ellos y ayudarle!

 

 

5 Erizos domésticos

En caso de que se trate de un ejemplar doméstico,  puedes elegir alguna de las siguientes opciones:

1. Oficial y legalmente, tienes que entregarlo a las autoridades competentes, es decir, al centro de fauna de tu provincia o comunidad, para que lo eutanasien. Al estar catalogados como especie exótica invasora, eso es lo que dicta la ley. Nos parece injusto e inmoral, no estamos a favor, pero es nuestra obligación informar de ello.

2. Si tienes un mínimo de empatía y no quieres que el animalito acabe así, puedes quedártelo si crees que estas capacitado para darle los cuidados que requiere. No son animales difíciles de cuidar pero hay que tener muy claro que son animales que provienen de áfrica y que necesitan unas condiciones en cuanto a temperatura que solo podemos reproducir de forma artificial con accesorios térmicos, como se hace con los reptiles, y que no hacerlo supone poner en serio peligro su vida. Por tanto, si decides quedártelo se responsable con tu decisión. Puedes informarte acerca de sus cuidados en el portal www.lawebdeloserizos.com.

3. Si no quieres entregarlo pero tampoco te lo puedes quedar, puedes buscar a alguien que quiera adoptarlo. Nosotros no podemos acogerlos, pero podemos publicar un anuncio en las redes y portal.  Escríbenos por email y veremos como gestionarlo.