header

Sentidos

La vista

Al ser animales nocturnos las características de sus ojos no le permiten tener una visión aguda como la nuestra. Es lo que se conoce como visión escotópica, lo contrario a la nuestra que es visión fotópica.

La agudeza visual de los erizos es baja y la posición de los ojos no les permite calcular bien las distancias, por lo que se dice que los erizos no tienen sentido del espacio.

Los receptores de la luz, situados en la retina, se llaman bastones. Éstos son sensibles al color azul del espectro y ciegos al rojo, por tanto no es posible una discriminación del color en este tipo de visión, es decir, tienen una visión monocromática.

Aún así, pueden ser capaces de reconocer algunos colores con niveles altos de luz. Tras algunos experimentos los erizos han demostrado ser capaces de distinguir en la oscuridad entre blanco y negro, diferentes tonalidades de gris, azul y amarillo, amarillo y gris, y el amarillo de todos los demás colores. También se ha demostrado que son capaces de distinguir formas.

ojos

Un erizo ciego, aún teniendo choques contra algunos objetos, puede recorrer grandes distancias con la misma rapidez que antes. En caso de machos, la ceguera tampoco influye en el cortejo de la hembra.

 

El olfato

Un erizo sano y activo olisquea su entorno levantando la cabeza para percibir todos los olores del lugar en el que se encuentra. Su sentido del olfato está muy desarrollado y lo utilizan para buscar alimento, reconocer a otros erizos, seguir rastros y detectar la presencia de un depredador.

olisqueando

Los lóbulos olfativos del cerebro y el órgano vomeronasal (órgano de Jacobson) se encuentran muy desarrollados en los erizos.

El órgano vomeronasal está situado en el paladar y se comunica con las fosas nasales. Su función en los erizos es confusa pero se considera relacionada con el análisis de las feromonas en etapa reproductiva. También parece estar relacionado con el ungimiento, ya que para mantenerlo limpio son necesarias unas secreciones de las glándulas mucosas las cuales son las que el erizo se esparce por el cuerpo al ungirse.

ungimiento

Según diversos estudios y experimentos, se ha comprobado que la habilidad olfativa de un erizo se puede considerar de un nivel similar al de un perro. De hecho algunos de los datos de los que se dispone es que son capaces de oler un escarabajo a 1 metro de distancia, un ratón a 5 metros y un perro a 11 metros. También son capaces de oler a 3cm de profundidad.

 

El oído

El oído de los erizos es capaz de detectar sonidos de alta frecuencia de hasta 45khz, mientras que los humanos percibimos solamente hasta los 20khz. La frecuencia mas baja que pueden oír se calcula sobre los 250hz.

Su desarrollado sentido les permite localizar a sus presas ocultas bajo tierra. Existen datos que afirman que el erizo es capaz de escuchar a un escarabajo moviéndose a 5 metros de distancia.

Los ultrasonidos y los sonidos secos, como el clic del ratón del ordenador o el pitido de un componente electrónico, les resultan molestos y suelen mostrarse nerviosos. Un erizo expuesto a un estímulo auditivo permaneció erizado, con la cara escondida y nervioso hasta que el componente de alta frecuencia se detubo. Por eso aconsejamos tener al erizo donde no haya muchas máquinas enchufadas (como el ordenador, la televisión, ...) ya que el agudo sonido que emiten, aunque nosotros no lo oímos, a ellos les resulta muy molesto y es posible que estén malhumorados y menos sociables.

 

El gusto

Los erizos poseen un sentido del gusto muy desarrollado además de un gusto individual por ciertos productos, de manera que lo que puede ser delicioso para algunos, otros no quieran ni probarlo.

En estado salvaje se alimentan de algunos insectos que son rechazados por otros animales debido a su mal sabor, como por ejemplo los ciempiés.

 

El tacto

Los erizos poseen unos largos bigotes sensoriales en su hocico que le permiten calcular distancias.

bigotes

 

Síguenos

pix pix

Copyright

La web de los erizos es un website registrado a nombre de Laura Albà en el Registro de Propiedad Intelectual. Los textos, animaciones, videos y fotografías son propiedad de la autora o bien se le ha concedido el derecho a publicarlas.

©

Cualquier acto de transmisión, distribución, reproducción, comercialización, transformación y demás, ya sea total o parcial, necesita el consentimiento de la autora.