Peligros


Peligros naturales

Depredadores

Las púas del erizo son una buena defensa para evitar ser presa de otros animales, pero aún así algunas especies como los zorros, tejones o búhos han aprendido a evitar esta defensa y son depredadores naturales del erizo.

Invierno

En la guía sobre la hibernación explicamos exactamente todos los cambios que un erizo sufre durante este tiempo en el que las temperaturas descienden y la comida escasea. Es un proceso duro y delicado, y no todos los erizos son capaces de superar el invierno, ya sea por enfermedad, porque no han sido capaces de acumular suficiente grasa, o porque por alguna razón les despiertan o destruyen su escondite y ya no tienen tiempo de encontrar otro lugar cálido para seguir invernando. En cualquiera de esos casos, las condiciones meteorológicas y la imposibilidad de encontrar alimento acaban con la vida de estos animales.

Mención aparte merecen los jovenes de otoño, crías de una segunda camada tardía que a la llegada del invierno aún son demasiado pequeñas para superar el frío. La única forma de ayudarles es mantenerlos a una temperatura moderada y con acceso a comida y agua durante todo el invierno. En países como Inglaterra y Alemania existen auténticas redes organizadas de cuidadores de estos pequeños, mientras que en nuestro país es un trabajo que recae en exclusiva a los centros de fauna, algunos de ellos sin instalaciones y presupuestos suficientes para hacerse cargo de estos casos.

El refugio pretende ser un lugar de acogida temporal para todos estos pequeños, que pasarán el invierno a salvo hasta que en primavera puedan volver a campar libres por bosques y campos.

Parásitos e infecciones

La garrapatas y los ácaros son a menudo parásitos que se encuentran en estos animales, pudiendo provocarles serios problemas cuando el nivel de parásitos es demasiado alto.

garrapata garrapata

A parte, las heridas abiertas suelen ser un foto de infección importante al colocar sus moscas los huevos y aparecer luego las larvas, las cuales atacan ferozmente los tejidos pudiendo ser causantes de su muerte.

También son propensos a padecer infecciones pulmonares, dándose casos sobretodo en invierno.

 

Peligros artificiales

Carreteras

El principal enemigo de los erizos son los coches y es muy habitual que nunca hayas visto un erizo vivo pero si muchos atropellados en las cunetas.

La fragmentación de sus áreas hace que se aventuren a cruzar carreteras por la noche, y algunos estudios apuntan a que son mayoritariamente los machos a pyrincipios de primavera quienes mas se mueven mueren en las carreteras.

Ante los focos del coche, su reacción no es salir corriendo, sino que se hace una bola para protegerse. Pero no sirve de nada.

Así que si conduces de noche, no corras y estate muy atento a la carretera, un erizo u otro animal podría estar cruzando y solo tú puedes evitar atropellarle.

Piscinas y acequias

Es habitual que caigan en piscinas, balsas, acequias,… y si no están preparadas para permitir la salida de los animales que caen dentro, mueren ahogados. Es una muerte triste, angustiosa y totalmente evitable. Solo hace falta poner pequeñas rampas que permitan a los animales salir si caen dentro.

Redes

Las redes resultan, en la mayoría de casos, trampas mortales para los erizos. Los animales se enredan en ellas y en ocasiones, al hacerse un ovillo para defenderse, las cuerdas e hilos presionan peligrosamente en algunas partes como puede ser las patas o la cabeza, pudiendo provocar graves mutilaciones.

redesredes

En otros casos, simplemente quedan atrapados sin poder salir, pudiendo morir por insolación si están al sol, de frío si es en invierno, o lentamente de sed y hambre.

redesredes

Cortacéspedes

Aunque no es tan habitual en nuestro país, en otras zonas los erizos conviven en zonas urbanas habitando los jardines de las casas. El uso de maquinas como los cortacésped, es una causa importante de lesiones y muertes, así que es recomendable asegurarse bien antes de pasar la máquina por un seto que no hay ningun erizo u otro animal durmiendo o escondido en él.

Pasos de ganado

Desgraciadamente muchos erizos mueren de hambre, ahogados o deshidratados cuando se encuentran atrapados en uno de los pasos de ganado típicos de la isla de Menorca, aunque también se pueden encontrar algunos en el resto de la península.

Se trata de agujeros tapados con rejas para evitar que el ganado se escape de su terreno evitando tener que encerrarlos con vallas. El problema es que los espacios de las rejas son suficientemente anchos como para que los pequeños mamíferos de la zona y las tortugas caigan hasta el agujero, condenándolos de esta manera a morir ya que no existen rampas que permitan volver a salir de su interior.

Desde EriSOS trabajamos en un proyecto para conseguir que estos pasos estén habilitados con pequeñas rampas que permitan a los animales que caen dentro salir por su propio pie. Mientras no consigamos este importante objetivo, es necesario que las personas de la zona ayuden a estos animales a escapar revisando su interior.

Así que si vives en la isla de Menorca o visitas esta zona, recuerda que en alguno de estos agujeros puede haber un pequeño erizo que necesite tu ayuda para seguir con vida.