Cajas nido: Refugios para erizos


Las cajas nido son refugios artificiales que el ser humano construye para que los animales aniden o duerman en ellas. Las más comunes se construyen para aves y murciélagos, pero los erizos también pueden beneficiarse de este tipo de construcciones en lugares en los que no disponen de escondites naturales.

Pueden utilizarlas tanto para dormir durante el día (recordemos que son animales nocturnos), para hibernar durante el invierno o bien para tener a sus crías en primavera y verano.

Es muy importante no molestar a los animales si están utilizando el nido, pues durante la hibernación resulta muy peligroso despertarlos de golpe y durante la época de cría podrían rechazar a los pequeños.

Al menos una vez al año sería recomendable realizar una limpieza, vaciar todo el material que han aportado al nido y desinfectarlo.

Donde colocarlas

El lugar ideal es junto a una pared o un árbol, lo mas escondida y resguardada posible.

La entrada debe estar orientada en sentido contrario al viento habitual de la zona, para evitar corrientes de aire en el interior.

También es recomendable situarla en una zona soleada para que así la temperatura en época de frío sea lo más elevada posible y la hibernación no sea tan dura. En pleno verano, en cambio, sería más recomendable un lugar a sol y sombra.

 

Materiales

Estos escondites pueden ser tan elaborados como se desee, pues realmente se trata de animales que se esconden en cualquier rincón. Por ello se puede hacer desde un refugio de piedra o ladrillo, pasando por una simple caja de plástico, a una casa de troncos o madera similar a las de las aves.

 

Dimensiones

Para un erizo solo, durante la hibernación o para dormir durante el día, con un espacio de 40x40cm es suficiente. En cambio, para una hembra que va a tener sus crías en el nido, se recomienda de al menos 40x50cm.

 

Forma y tamaño

Las cajas nido para erizos se construyen con una particularidad, lo que da lugar a dos modelos diferentes, el de túnel y el de pasillo.

Para evitar que los depredadores puedan meter sus patas para intentar sacar a los animales que duermen dentro o a las crías, añadimos un túnel por fuera o bien incorporamos un pasillo por dentro, de manera que resulte imposible llegar hasta el animal.

 

Construcción en madera modelo túnel

Materiales

  • Tablón de madera de 2cm de grosor que cortaremos de la siguiente manera:
    • 4 maderas de 40×40 para la estructura de la caja
    • 4 maderas de 20x15cm para el túnel
    • 1 madera de 50×50 para la tapa
    • 1 madera de 44×44 para la base
  • Clavos de 35mm de largo
  • 1 o 2 bisagras
  • Martillo

Paso a paso

  1. En una de las maderas de 40×40 hacemos un agujero para la puerta de entrada.
  2. Unimos las maderas que forman el túnel y lo clavamos a la madera de la puerta.
  3. Clavamos las otras tres maderas de 40×40 a la que ya tiene el túnel.
  4. Colocamos el suelo
  5. Fijamos las bisagras a la caja por la parte de atrás con la tapa para que sea abatible.

 

 

Construcción en madera modelo pasillo

Materiales

  • Tablón de madera de 2cm de grosor que cortaremos de la siguiente manera:
    • 2 maderas de 40×40 para la estructura de la caja
    • 2 maderas de 50x40cm para el túnel
    • 1 madera de 40x20cm para el pasillo
    • 1 madera de 60×50 para la tapa
    • 1 madera de 44×54 para la base
  • Clavos de 35mm de largo
  • 2 bisagras
  • Martillo

Paso a paso

  1. En una de las maderas de 50×40 hacemos un agujero para la puerta de entrada en un lateral.
  2. Clavamos las otras tres maderas para formar la estructura de la caja.
  3. Colocamos el suelo
  4. Colocamos la madera en el interior para formar el pasillo, fijándola a la pared donde está la puerta y a la base.
  5. Fijamos las bisagras a la caja por la parte de atrás con la tapa para que sea abatible.

 

 

Este artículo y sus imágenes se publican bajo licencia Creative Commons.
Puedes compartirlo y utilizarlo, pero mencionando y respetando siempre la autoría de EriSOS.